Monitoreo:
Biodiversidad entre todos
Investigadores del Instituto Humboldt y organizaciones locales de la Orinoquia y del Magdalena Medio sumarán esfuerzos para monitorear la fauna que los rodea. En la región central del valle interandino colombiano y el Piedemonte Meta se vivirá una experiencia de ciencia participativa, donde la comunidad local aportará al monitoreo de la biodiversidad presente en su vereda.

En esta aventura incluyente y participativa, el desarrollo tecnológico será un aliado indispensable que marcará un hito en el conocimiento de la biodiversidad colombiana, pues se instalarán 600 cámaras trampa en las regiones del Magdalena Medio, Piedemonte Casanare, Piedemonte Meta y Río Tillavá. Durante esta actividad de fototrampeo se colectarán grandes volúmenes de información de aves y mamíferos terrestres.

Los datos colectados en campo harán posible la evaluación de la respuesta de la vida silvestre a las intervenciones en el territorio, con el fin de orientar y promover un manejo apropiado de la biodiversidad, e identificar la eficiencia de las acciones que se implementen para conservarla. Adicionalmente, las comunidades redescubrirán la riqueza natural que les rodea, para valorarla y protegerla, tejiendo vínculos fraternales con ella.

Un sistema de monitoreo como este -robusto y replicable- brindará herramientas para la implementación de una estrategia nacional que permita el monitoreo del estado y las tendencias de diferentes componentes de la biodiversidad. Desde allí, será posible el diseño de una hoja de ruta que oriente la toma de decisiones informadas sobre dónde y cómo invertir de manera efectiva para la conservación de la vida silvestre y los ecosistemas.