pixel metricool

Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones
conexion vital

Avanza el proyecto de restauración en sede del Instituto Humboldt ubicada en los cerros orientales de Bogotá

A finales del año pasado, en la edición de diciembre de nuestro boletín informativo, les contamos sobre el proyecto de restauración que se está desarrollando en la sede del Instituto en el “Venado de Oro”.  

Nuestra sede, ubicada en los Cerros Orientales de Bogotá, comparte con el resto de los cerros los procesos históricos de pérdida y transformación de la biodiversidad pero también el gran potencial para convertirse en espacio de encuentro con la naturaleza. Con esta premisa, el Instituto emprendió, en conjunto con el Jardín Botánico de Bogotá, un proyecto de restauración ecológica que busca que esta zona restablezca su biodiversidad típica. Esto permitirá  la recuperación de algunos servicios que brinda la naturaleza y que son claves para la ciudad, tales como polinización, reducción de riesgos de deslizamientos y aumento de oferta de agua, entre muchos otros que resultan vitales para nuestra ciudad.

Es importante resaltar que este proceso piloto busca mejorar nuestros ecosistemas degradados, previniendo daños futuros y permitiendo además que la zona recupere algunas de las características de la naturaleza que le eran propias, combinadas con las condiciones de borde urbano que predominan.

El proceso ha implicado, entre otras cosas, una primera etapa en la que se están reemplazando algunos árboles que presentan alto riesgo (posible caída por inclinación, raíces expuestas, daños en la base del tronco, entre otros) y se tiene pensado sembrar especies nativas como nogales, aguacatillos o trompetos. 

Hasta el momento se ha realizado la reubicación de plantas epífitas, que utilizan a  los árboles como soporte, así como la búsqueda y salvamento de nidos. 

Lo que sigue se relaciona con el posicionamiento de la sede como un espacio cada vez más rico en fauna y flora, que permita a quienes trabajan en el Instituto, y a los visitantes disfrutar de un escenario vital y de aprendizaje natural, así como un lugar de encuentro ciudadano.

Los invitamos a que sigan atentos de este proceso piloto pues en próximos días daremos a conocer más avances. 

 

Rescate de plantas cercanas al lugar de la remoción.

Laura Matiz y Sandra P. Medina visitan a los habitantes cercanos a la sede para socialización del proceso de restauración.