pixel metricool

Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones
conexion vital

Mapeando la esperanza: situar la biodiversidad en el centro de la planificación del desarrollo

Nota de actualidad | Por: Prensa Instituto Humboldt

Mapeando la esperanza:
situar la biodiversidad en el centro de la planificación del desarrollo

Transformación hacia un desarrollo positivo para la naturaleza en Colombia


Por Christina Supples (Asesora Principal de Políticas sobre Biodiversidad, PNUD), Marion Marigo (Coordinadora de la participación de las partes interesadas, PNUD) y Diego Ochoa, Jefe de Comunicaciones (Instituto Humboldt)

El 70 % del agua potable de Colombia procede de sus páramos, un frágil ecosistema situado en lo alto de la cordillera de los Andes. Estas singulares sabanas de alta montaña se encuentran en solo el 2 % del territorio colombiano, pero filtran el agua para más de un tercio de su población. Se teme que el cambio climático reduzca su extensión hasta en 75 % en los próximos años, tambiénm que persistan prácticas insostenibles de manejo de ganadería y minería. A pesar de este panorama, el país ha avanzado en los últimos años en la gestión de los páramos y conserva el 86% de su cobertura natural. . La sociedad civil se ha organizado alrededor de su defensa y los procesos de delimitación fomentan la participación ciudadana. Los retos son inmensos para un país que depende de este ecosistema para el suministro de agua dulce.

Mientras nos enfrentamos a esta realidad, les invitamos a imaginar con nosotros otro camino, en el que transformemos nuestra relación con el planeta. Les invitamos a actuar con nosotros, podemos cocrear una nueva visión. Del 4 al 6 de octubre, el Hub virtual Nature for Life, que coincide con la coincidiendo con la 76ª Asamblea General de las Naciones Unidas, nos llama a todos y cada uno de nosotros –activistas, líderes, empresas, científicos, filántropos, jefes de estado y representantes indígenas, entre otros– a movilizar los cambios transformadores necesarios para un futuro positivo para la naturaleza.

El primer día del Hub, el 4 de octubre de 2021, Transformando nuestra relación con el planeta, ofrece poderosos ejemplos de iniciativas que fomentan un cambio transformador a nivel local, nacional y global. Como parte de nuestra contribución compartiremos cómo la cartografía y los mapas ayudan a convocar a diversos grupos de interés para poner a la naturaleza en el centro del desarrollo sostenible.

Con el liderazgo del Programa Naturaleza para el Desarrollo del PNUD y el Instituto Humboldt trabajamos con entidades y expertos del país, científicos de talla mundial y representantes de entidades del Sistema Nacional Ambiental para proponer un “mapa de la esperanza" que indique dónde actuar en favor de la naturaleza, el clima y la humanidad.

Los mapas nos ayudan a ver dónde prospera la naturaleza, dónde se destruye y dónde contribuye al desarrollo económico. La ‘cartografía de la esperanza’ es una herramienta clave para llegar a un consenso sobre cómo y dónde actuar, alineando a los responsables de política pública en torno al objetivo común de salvaguardar nuestra red de seguridad planetaria. Hemos trabajado juntos para identificar un conjunto coherente de objetivos de política relacionados con la conservación y gestión de la biodiversidad, el clima y el desarrollo sostenible. Utilizando datos espaciales para representar estas ideas, identificamos una serie de áreas esenciales para el soporte de la vida (ELSA por sus siglas en inglés) que, si se protegen, restauran o gestionan de forma sostenible, pueden proporcionar servicios ecosistémicos fundamentales para el bienestar de la humanidad, como almacenamiento de carbono, alimentación, agua dulce, filtración de agua y reducción del riesgo de desastres.

Dado que nuestro futuro depende de un suministro sostenible desde nuestros ecosistemas montañosos, estos "mapas de esperanza" identifican las áreas donde debemos actuar para mantener el acceso al agua para las generaciones futuras. La RAP-E Región Central, por ejemplo, está identificando áreas específicas en los páramos que deben ser protegidas, restauradas o gestionadas de forma sostenible para la seguridad hídrica. Los mapas de ELSA nos permiten ver los beneficios y el flujo de los servicios ecosistémicos de los páramos hasta las ciudades cercanas densamente pobladas. ¿Cómo prevemos que el 83 % de la población colombiana vivirá en ciudades en 2035? El uso de datos espaciales junto con los enfoques de planificación estratégica nos está ayudando a navegar por este complejo proceso de evaluar dónde y cómo la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas pueden contribuir más eficazmente al desarrollo sostenible y al bienestar humano.

Durante el primer día del Nature for Life Hub, escucharemos voces únicas que dan esperanza en Camboya, Costa Rica, Colombia, República Dominicana, Ecuador y toda Sudamérica. Conoceremos un mundo en el que los pueblos indígenas de la Amazonia ecuatoriana pueden cartografiar las tierras que han salvaguardado durante milenios en una aplicación móvil, incluso sin conexión a Internet , , revisaremos cómo un satélite que navega el cielo puede documentar la deforestación y alertar a la comunidad y al gobierno através de sus teléfonos móviles de dónde se produce. Veremos cómo el UN Biodiversity Lab 2.0 del PNUD permite el acceso a más de 400 mapas y conjuntos de datos sobre la naturaleza, el cambio climático y el desarrollo humano para generar conocimientos para una política y una acción transformadoras.

Cada día es una oportunidad para actuar. Únase a nosotros en el primer día del Nature for Life Hub, el 4 de octubre, para saber cómo se utilizan los datos espaciales para situar a la naturaleza en el centro de la planificación del desarrollo. Inspírese en la creación conjunta de un futuro positivo para la naturaleza. Juntos podemos transformar nuestra relación con el planeta y dar forma a la calidad de nuestro futuro en la Tierra.